jueves, 5 de julio de 2018

NUNCA MENOSPRECIES A LAS PERSONAS POR SU ASPECTO



Reflexión: Cada día me cruzó con tantísimas historias y quiero abrazarlas todas como un infante lleno de vida que lo quiere explorar todo. Las personas que arrastran prejuicios se pierden la oportunidad de unir su historia con la mía. 

Somos muy frágiles y lo material nos hace creer que somos intocables. He conocido ricos y pobres que me han abrazado, en definitiva todo es cuestión de educación. Nunca menosprecies a las personas por su aspecto. La calle me aportó la sabiduría que sólo se aprende en la universidad #LaCalle.




miércoles, 27 de junio de 2018

SALVEMOS ARRAIJANAL

Un grupo de ecologistas de todas las edades deciden acampar en el paraje natural de Arraijanal, la última playa virgen de Málaga para denunciar la destrucción de este lugar único con dunas húmedas y gran diversidad vegetal que acoge muchas especies típicas de zona de costa mediterránea. El espacio tiene un alto valor ornitológico, al ser uno de los puntos de escala y descanso más importantes en la provincia de Málaga y en la región para las aves migratorias costeras. 

En este paraje natural la Junta de Andalucía y el ayuntamiento de Málaga han decidido construir 10 terrenos de fútbol para el uso privado del magnate Jeque Al Thani. Las administraciones arriba señaladas han cedido este espacio natural sin un estudio previo de impacto medioambiental. A escasos 500 metros en dirección al río Guadalhorce nos encontramos un paraje y reserva natural reconocido por la Unión Europea que se ha habilitado como observatorio de fauna con fondos europeos. ¿Por qué no se ha hecho lo mismo con Arraijanal?

Los ecologistas llevan más de 100 días resistiendo en un intento de parar las obras y en este tiempo muchos de los ecologistas han sido multados, detenidos, vejados de forma constante por la policía local de Málaga. En el paraje las obras avanzan muy deprisa, cargándose todo el ecosistema de este lugar único que quedaba virgen en la costa malagueña.

En el lugar donde quieren construir 10 terrenos de fútbol se han descubierto restos arqueológicos fenicios de 2.500 a.c. y un acuífero de agua dulce que han llenado de cemento. 

Las denuncias constantes de los ecologistas a la fiscalia, SEPRONA y organismos en defensa del medioambiente no han dado los resultados esperados. Se han parado las obras puntualmente y los activistas del campamento Arraijanal denuncian prevaricación del ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía que han regalado el paraje natural de Arraijanal a un magnate para sus negocios privados. 

Estamos ante un caso de corrupción urbanística donde de nuevo se imponen los intereses de unos pocos por encima de los intereses de una gran mayoría. "Luchamos de forma pacífica y no entendemos la represión policial", afirma una ecologista represaliada que participa en el campamento Arraijanal desde el principio. 

Salvar Arraijanal parece una utopía y los ecologistas acampados no se rinden y saben que resistir y luchar es la única manera de parar las obras en Arraijanal. Es importante que todas las personas se hagan eco del desastre ecológico en Arraijanal y apoyen la lucha. Salvar Arraijanal es vital para la fauna y flora de la zona y todos tenemos la obligación moral de apoyar la lucha de los ecologistas de Arraijanal. 











viernes, 4 de mayo de 2018

Los "SinTecho" denuncian el negocio de los servicios sociales en Barcelona

Un grupo de personas sin hogar que se encontraba acampado en la plaza Cataluña de Barcelona desde enero, y que fue desalojado con motivo de la celebración de la fiesta de Sant Jordi, orienta ahora su protesta a denunciar el negocio de las empresas que gestionan los servicios del llamado 

Tercer Sector y a pedir la "remunicipalización de los servicios sociales". Cuando los dijeron que tenían que desmontar las tiendas de campaña, estas personas se reunieron en asamblea para ver el que podían hacer. Es aquí donde va a coger peso esta reclamación. Es por eso que en la carpa que han montado en plaza Catalunya se leen ahora mensajes como "Stop negocio de la pobreza". 

Las afectadas sostienen que la cronificación de su situación se debe de, entre otros motivos, a la adjudicación de la gestión de los servicios de atención a empresas y asociaciones privadas. Según denuncian, el hecho que no haya un control público total sobre los recursos genera una situación en la cual el dinero no llega a las usuarias. Señalan empresas como Acento Social, la cooperativa Sudara o fundaciones privadas como Rais, que a pesar de que, no lo niegan, hacen su tarea, reciben grandes cantidades de dinero, el reparto de los cuales no se puede fiscalizar. 

En el caso de las empresas, dicen, este reparto se lleva a cabo persiguiendo finalidades lucrativas, "hay personas que se están enriqueciendo a nuestra costa", protestan. En Barcelona, la gestión de los servicios de atención a personas sin hogar la llevan a cabo diferentes empresas, cooperativas o fundaciones que forman parte del Acuerdo Ciudadano, un acuerdo de cooperación público-privada integrado por 700 entidades (entre las cuales se encuentra el ayuntamiento). 

Estas entidades gestionan los servicios que se prestan en centros de titularidad municipal, albergues, centros de día, duchas, etcétera– a través de adjudicaciones públicas. El ayuntamiento también concierta plazas en centros residenciales privados (albergues o pensiones) para paliar la falta de plazas en centros de titularidad pública. Que el ayuntamiento no se ocupe directamente de las residencias o de los servicios de comedor provoca, según las voces críticas del colectivo de personas sin hogar, que esta atención acabe precarizandose para favorecer los beneficios privados.

Jordi, un hombre que ha vivido parte de su vida a la calle y que conoce el funcionamiento de los servicios de atención, explica que esto se ve, por ejemplo, en la calidad de la comida que sirven a las empresas de catering. "Hay una empresa que te sirve el café y en la etiqueta figura el nombre de otra empresa conocida. Cuando vas a comer a cuatro empresarios por los alimentos que te comes tú, estos no pueden ser buenos", apunta. Según datos de los Sistemas de Inserción Social (SIS) en 2017 había a la ciudad 3.383 personas sin hogar, de las cuales 1.026 dormían en la calle. El número de personas sin hogar a la ciudad de Barcelona va en aumento. Según datos de los Sistemas de Inserción Social (SES) en 2017 había a la ciudad 3.383 personas sin hogar, de las cuales 1.026 dormían en la calle, según la Red de Atención a Personas Sin Hogar (XAPSLL), 415 personas vivían en asentamientos ilegales y el resto –2.006 personas– fueron alojadas en centros residenciales. Las personas sin techo se quejan que faltan plazas cuando hay albergues cerrados como el Centro de Acogida Nocturna de Emergencias (CANE) que abre tres meses en invierno o el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB), que cuenta con más de 100 plazas y sólo abre cuando las temperaturas bajan de los 0 grados. Tanto el CANE como el CUESB son gestionados por la empresa Progess S.L. Ante esta situación, explica Jordi, son las ONGs como Cáritas las que acaban haciendo de paliativo, dejando dormir a las personas en iglesias como la de Santa Ana. Que se tenga que recurrir a la caridad es, negativo, según el colectivo sin hogar.

Esta situación, en la cual el ayuntamiento depende de organizaciones privadas no es nueva. Durante muchas décadas este tipo de servicios sociales no formaban parte del ámbito de actuación de la administración, eran las organizaciones privadas las que se ocupaban. Sin embargo, a pesar de que la administración ha ido haciendose cargo, esta tendencia inicial ha sido reforzada por los diferentes gobiernos municipales. El gobierno de CiU, por ejemplo, defendió durante sus años de mandato el externalizacion de servicios públicos, no sólo en el ámbito de las personas sin hogar, sino también en la sanidad o la gestión de infraestructuras. Barcelona en Comú, partido que ha pasado de combatir esta tendencia, es ahora criticado por no frenarla. 

Fuentes del ayuntamiento explican que la externalizacion es una forma de dar respuesta rápida a la cobertura de servicios que históricamente no se han cubierto. Aseguran que el equipo de gobierno, que hace poco anunciaba la apertura de tres escuelas cuna para el curso que viene, está estudiando la municipalizacion de más servicios que, en todo caso, tienen que llevarse a cabo "teniendo en cuenta la capacidad presupuestaria y la particularidad de cada servicio". En cuanto a las concesiones, aducen que es la ley de contratación pública –trasladada de una directiva europea– la que regula los concursos públicos y que por lo tanto, "el ayuntamiento no puede contratar a quien quiera". 

 Además, dicen estar trabajando también en ámbitos como el de la vivienda social porque el abordaje del sinhogarismo tiene que ser de carácter estructural. Una de las empresas que se encarga de la gestión de servicios de atención a personas sin hogar es la cooperativa Suara. Esta cooperativa, que llegó a facturar más de 70 millones de euros al año, gestiona el albergue de primera acogida de Sarriá y todo el equipamiento de Zona Franca. Suara ha sido cuestionada por sindicatos y por sus propios trabajadoras por las condiciones laborales del Servicio de Atención Domiciliaria (SAD), que también gestiona la entidad. Especialmente polémica es la figura de Ricard Fernández Ontiveros, director general de la cooperativa hasta el año 2015.


Varios colectivos, entre los cuales se encuentra el colectivo de personas sin hogar, han criticado que ahora Ontiveros sea gerente del área de Derechos Sociales del ayuntamiento, área de la cual depende el Instituto municipal de Servicios Sociales (IMSS), encargado de adjudicar las concesiones.

Fuentes de Suara apuntan que el questionamiento de la gestión privada es lícito, si bien sostienen que no es una opinión extendida entre las personas sin hogar con las cuales trabajan y que puede ser que no tengan una posición tan mediática. Maite Mauricio, responsable de desarrollo de servicio de Suara, explica que, a pesar de ser una entidad privada, trabajan con vocación pública. "Cuando prestes un servicio público lo haces del mismo modo que lo harías desde el sector público”, apunta. Desde la cooperativa se asegura que, como cooperativa de iniciativa social, sería contradictorio hacer el reparto de dinero con ánimo lucrativo, por eso, aseguren que el dinero se reinvierte. Sobre la situación laboral de sus trabajadoras, afirman que es cumplen los convenios y apuntan que, en todo caso, habría que debatir si estos convenios del sector social son adecuados. 

Otra de estas empresas es Acento Social. Gestiona, entre otros, el Equipamiento Integral de Ciutat Meridiana y es dependiente del grupo ACS, el máximo accionista del cual es Florentino Pérez. Esta empresa adquirió el año pasado una nueva concesión para seguir dando servicio. Dani, un trabajador del centro afiliado al sindicato CNT, apunta que la precariedad en los ámbitos de actuación de este tipos de empresas no es circunstancial. Tal como explica, se trata de empresas multiservicio que antes de 2008 se dedicaban a la construcción y que ahora se dedican a "especular con los cuidados". Según revela Dani, el compromiso de las empresas con los trabajadores no es sincero. Reflejo de esto, es el hecho que la empresa incumpliera el convenio. Dani explica que no se sustituía a los trabajadores, no había formaciones..., o que tuviera a los trabajadores dados de alta en una categoría inferior a la cual los correspondía, situación que ha sido revertida a través de la lucha sindical. Aparte de la precariedad laboral, que también afecta los usuarios, este tipo de negocios refuerza, según Dani, el asistencialismo. 

Según su razonamiento, el asistencialismo se basa a ayudar puntualmente las personas necesitadas y no dotar a estas personas de medios que pueda construir una vida independiente, que es el que ha definido tradicionalmente los servicios sociales. Una forma de concebir las prestaciones sociales, en definitiva, que crea un sistema de administraciones y usuarios dependientes. 



domingo, 29 de abril de 2018

BARCELONA: LA MAFIA DE LOS SERVICIOS SOCIALES

La mafia que hay detrás de los albergues para personas sin techo de Barcelona tiene nombre y apellido. En agosto de 2017, Ricard Fernández Ontiveros, gerente de los servicios sociales del ayuntamiento de Barcelona que fue colocado por Ada Colau adjudico contratos millonarios (35 millones €) a la empresa Clece de Florentino Perez que gestiona un albergue para personas sin hogar y a la cooperativa Suara donde el mismo trabajo como director general entre 2012-2015. Prevaricación en toda regla.

Ontiveros es un profesional de la politica, lleva toda su vida en el partido IU los verdes de Catalunya y ha ocupado cargos publicos en la Generalitat. En concreto este miserable del partido de Ada Colau ha sido secretario general del departamento de Medioambiente y Vivienda de la Generalitat entre 2010/2012. 

El mafioso de Ontiveros que es gerente de los servicios sociales del ayuntamiento de Barcelona viene de la banca. Fue conseller general de La Caixa Catalunya entre 1999/2003 y hoy la mano derecha de Ada Colau que apuesta por la privatización de los servicios sociales.

Suara que es su empresa donde trabajo como director general se adjudica contratos millonarios gracias a su cargo como gerente del ayuntamiento de Barcelona mientras miles de personas sin hogar de Barcelona son maltratadas a diario en estos albergues privatizados que gestiona Suara. Otras empresas como Clece, ASISPA, Fundación Arrels se han beneficiado de contratos millonarios para gestionar la pobreza de la ciudad de Barcelona. Las personas sin hogar en estos albergues carcelarios son sometidas a normas absurdas y hay listas de espera de hasta seis meses para dormir en estas carceles donde prohiben techo a personas sin hogar que disponen de un animal. Normas impuestas sin participación alguna por parte de las personas sin hogar.

Mientras ellos se reparten los millones las personas sin hogar mueren al raso. En el mes de febrero de 2017 murieron en la calle de Barcelona, 67 personas sin hogar. Ada Colau es participe de esta mafia y la ciudadania lo tiene que saber. 

Las personas sin hogar apostamos por la remunicipalización de los servicios sociales y Ada Colau que prometio en campaña electoral recuperar los servicios sociales en manos de empresas privadas es continuista del negocio con la pobreza. Ontiveros es el ejemplo más claro de prevaricación que se da en el ayuntaminto de Barcelona y es la hora que salga a la luz toda la mafia.

#Remunicipalización YA para poner fin al negocio de la pobreza. Somos personas no mercancia en manos de la mafia.




martes, 24 de abril de 2018

El libro SIN TECHO en la diada de Sant Jordi

Hace un año escribí un libro al raso con todas las dificultades que implica exprimir palabras y sentimientos fuera del espacio de confort. En octubre de 2017 la editorial Descontrol de Barcelona decide publicar el libro, Sin Techo - Caminando en un mundo que prohíbe sueños, obra que fue censurada por la editorial Arpa (Planeta) por mis críticas constantes a los políticos. 

Desde la publicación del libro con la editorial Descontrol han sido muchos los jóvenes que se han interesado por la obra, especialmente la juventud de Catalunya que desde la primera edición mostraron interés por el libro. Los medios de comunicación como de costumbre no han publicado nada sobre el libro y sin publicidad la obra está a punto de llegar a su III edición.

En la diada de Sant Jordi estuve presente en La Rambla, plaza catalunya y en el barrio de Grácia y me quede impresionado de nuevo con los jóvenes que se han acercado para llevarse el libro firmado. He visto adolescentes acercarse con sus padres y visiblemente emocionados me daban las gracias por el activismo callejero que emprendi hace dos años y ocho meses.

La diada de Sant Jordi 2018 ha sido muy especial ya que la juventud no se ha quedado indiferente y se ha solidarizado con las historias de la calle que vienen reflejadas en el libro SIN TECHO. Ver Barcelona llena de libros y rosas te da la esperanza de que otro mundo es posible. 

Con una Barcelona llena de libros nunca jamás habrá una guerra y el poder político y los medios de desinformación que manipulan a diario lo saben. La juventud es mi esperanza y puedo confesar que me he emocionado mucho este Sant Jordi al verme rodeado de jóvenes. 

El dinero recaudado por la venta del libro en la diada de Sant Jordi se ha donado a la Acampada X Drets, movimiento de lucha de las personas sin hogar de Barcelona que luchan por la remunicipalización de los servicios sociales. Sin solidaridad y apoyo mutuo no hay camino. Gracias Barcelona, gracias Catalunya, gracias juventud.

Pueden encontrar el libro sin techo en las siguientes librerias libertarias:

Enclave de libro - Madrid
La Tienda Comprometida - Bilbao
Espai Contrabandos - Barcelona
● Centre ď Estudis J.E.B - Berga/Barcelona
La Malatesta - Madrid
Ciutat Invisible - Barcelona
Katakrak - Pamplona